Recetario


                      

Es perfectamente comprensible la “reticencia natural” para vender, no porque se requieran de muchos conocimientos y experiencia, sino porque mucha gente piensa que es errático y es a la “buena de Dios”.

También se piensa que  el vendedor NACE y si tu no ” naciste así”, nunca llegarás a serlo.

Error, no se necesita ser carismático y “sencillito” para ser un excelente vendedor.

Para empezar, me gustaría platicarte por dónde empezar y los elementos que requeriremos: como si fuera una receta de cocina.

Como todo platillo, requerimos los ingredientes, hay que escogerlos frescos y de buena calidad, muchos de los que usaremos no son directos, es decir, hay que integrarlos para lograr un compuesto ideal que, además, esté libre de contaminantes y pueda crecer y hacerse mejor con el tiempo (como algunos vinos).

Lo primero que necesita un vendedor para serlo es QUERER SERLO, entender  que sólo son necesarios algunos ajustes y aprender algunos trucos.

Veamos, como ingredientes necesitamos:

PASO A:

1 frasco completo de actitud,

1 frasco completo de entusiasmo

3 frascos copeteados de humildad

1 frasco de paciencia.

Y muchas ganas por aprender

Modo de prepararlo:

Se toman los frascos completos y se hace una masa homogénea, se le mezcla con cuidado y usando un poco de vino blanco hasta obtener una pasta suave y moldeable.

Déjese reposar una hora.

Categorizado bajo: Sistemas y Métodos de Ventas

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!