saber escuchar 

Veamos:

Saber escuchar:  No es lo mismo oír que escuchar, para escuchar se requiere poner TODOS los sentidos en activo y focalizados en la conversación que estás sosteniendo.

Para entender lo que estás escuchando deberás poner en práctica habilidades como, “Concentrarte”, no divagar la mente hacia otras cosas, te quiero decir, que un buen “esuchante” descubre secretos, actitudes, verdades, que muchas veces se nos dicen y no les prestamos atención.

Se escucha no solo con los oídos, los ojos son un excelente aliado para validar si lo que te están diciendo, “checa” con lo que estás viendo, (luego hablaremos de técnicas como el PNL etc. ahora no nos distraigamos con eso).

Es de vital importancia que cuando escuches no te la pases “completando frases” como si tu supieras mucho o como para decir que estás entendiendo.

No sabes el poder que tiene el  CALLARSE para hacer que la otra parte hable.

 Hablábamos de Escuchar, busca estar en un entorno favorable, sin interrupciones (muchísimas veces las interrupciones “matan” la conversación)  apaga tu celular y no contestes ni hagas caso a cualquier distracción.

Escuchar es un arte y se aprende rápido, necesitas adiestrar tus sentido para que se focalicen en el evento y generen la confianza necesaria para que la otra persona se abra.

Saber escuchar permite además a aprender a hablar, del la escucha constante empiezas poco a poco a mejorar tu léxico, a darle entonación a tus conversaciones, a aprender a usar la pausas y en qué momento te serán útiles.

Cuando estés en el proceso, hazte preguntas  internamente como:

  • ¿Qué me está queriendo decir?
  • ¿Lo que quiere es lo que desea?
  • ¿Porqué no es congruente lo que me dice?
  • ¿Cómo debo llevar esta conversación para averiguar lo que necesito?
  • ¿Le estoy dando el tiempo suficiente para razonar sus respuestas?

Éstas y más preguntas son perfectamente válidas para que las tengas en mente y las vaya utilizando para construir después tu oferta de productos o servicios.

En una conversación de ventas, debe buscarse en todo momento establecer la confianza suficiente para que el cliente te diga sus requerimientos fácilmente, déjalo hablar y pregunta inteligentemente.

 

Categorizado bajo: Para no Vendedores

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!