Te puedes imaginar lo que será tu competencia en el futuro??   
~Reflexiones importantes~

Cómo será, imaginas acaso cómo serás tú?, imaginas cuando hablamos del “futuro” que tan cercano o lejano está?, has pensado que lo que hoy haces tan bien (o tan mal) mañana podrás estar haciéndolo exactamente al revés??

Y tus competidores, qué estarán haciendo?, seguirán vivos?, estarán usando sus mismas técnicas, precios, mercadotecnia etc.?

Preguntas interesantes sin duda, pero nada, absolutamente nada funcionará si no nos enfocamos al menos en cómo lo están haciendo HOY,. HOY, HOY

Te presento algunas diferencias IMPORTANTES.

 Antes Ahora
Las empresas construían su ”oferta de  valor” centrado en sus fortalezas, su tamaño, su dispersión geográfica, su antigüedad, su experiencia etc. etc. Las empresas construyen su “oferta de valor” únicamente en función de CADA CLIENTE”
El valor constituía un elemento que el cliente debería de “aceptarlo” como lo mejor para él y su proceso de compra. El cliente no “ACEPTA” nada, lo compra donde mejor “PERCIBE”  el valor
Los valores eran los mismos para todos, al final del día, para eso se había trabajado tan duro por tantos años. CADA cliente recibe su Propuesta de manera INDIVIDUAL, la antigüedad de la empresa no pesa para nada
Las referencias se hacían con encuestas de opinión (muchas veces amañadas) que resultaban poco creíbles. Todo se referencía de acuerdo a las experiencias personales, las redes sociales se encargan de ello.
Bastaba saber del cliente la temporalidad y las frecuencias en que compraba, solo eran números y estadísticas. Se investiga hasta el más mínimo movimiento de las preferencias de CADA CLIENTE hasta conocerlo en cada detalle.
Los productos solamente reflejaban los gustos de los consumidores, no sus preferencias. Ambos elementos van de la mano, no hay forma de separarlos.
La famosa frase o Precio o Calidad era la constante. Se elimina la “O”  y se agrega la Velocidad, quién no puede con ello, perece. Precio y Calidad y Ahora
Las empresas manejaban su publicidad con anuncios hechos de acuerdo a  las características de sus productos. Las características importan poco en el proceso de definición, Los “BENEFICIOS”son el elemento de decisión.
El cliente se encuentra “al final de la línea” El cliente se encuentra en EL CENTRO de TODOS los procesos, más nos vale.
Al cliente se le denomina “El Consumidor”. Se le denomina “EL REY”, “EL UNICO”, “EL MEJOR”
Los esquemas de servicio y atención están ligados a la eficiencia y rapidez. La eficiencia y rapidez están dados por sentados, se debe agregar “LA PERSONALIZACION”
Los productos se elaborar en función de Normas de calidad, los servicios son irrelevantes. Cómo se elaboran los productos y su calidad está fuera del proceso de decisión, Cómo me entregan los servicios es, “El nombre del Juego”
El personal del fabricante trabaja jornadas por horas y se paga por tiempo. El Resultado y la Productividad, no hay otra.
La carrera, los títulos y la experiencia es lo más valorado. “No es lo que sabes” lo que importa, es  “Lo que Produces”.
Los resultados dependían de individuos “Supermanes” que hacían TODO Los grupos de trabajo de “Alto desempeño” son la repuesta, ya no hay “todólogos” (uno que sabe de todo)  hay Equipos (Todos saben de Todo)
La información le llegaba  al prospecto por 6 vías; TV, Radio, Periódico, Revista y Espectaculares y  Chismes. Le llega por TODOS lados, siendo Internet el mas eficiente, no hay forma de separar la cantidad de bombardeos que los clientes recibimos segundo por segundo.
La decisión de compra era un proceso lento y razonado. Lo razonado se queda, lo lento es un 1 minuto, si no puedes CAPTAR a tu cliente en 60 segundos, retírate, será tiempo perdido.

 

 

 

 Es increíble la cantidad de diferencias que parecen imperceptibles y son radicalmente opuestas.

Esto nos lleva a una reflexión importante:

O dejo de seguir acomodado, en mi zona de confort y me dedico a cambiar y hacerlo diferente o lo más probable es que toda mi experiencia y conocimientos se vuelvan obsoletos en el cortísimo plazo.

Moraleja:

“Si no estás a gusto con lo que tienes, deja de hacer lo que haces,

Porque, si sigues haciéndolo, seguirás obteniéndolo.”

 

 

 

 

 

Francisco Olivares A.

Categorizado bajo: Manejo de competencia

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!