empatia

Antes que nada debes de observar detalles tales como:

  •  Llegar puntual.
  •  Presentarte perfectamente bien vestido y combinado
  •  Hablar de “Usted” (Tercera persona)  para empezar.
  •  Aprenderte sus nombres, escucharlos atentamente cuando te presentes y ellos te digan el suyo.
  •  No pedir café, ni FUMAR frente al cliente.
  •  Ser concreto y plantearte objetivos antes de asistir.
  1. ESCUCHAR el 90% del tiempo.
  2.  Solo intervenir para demostrar que estás entendiendo sus requerimientos.
  3.  Mirar a los ojos el 80% del tiempo, sobre todo cuando te están hablando.
  4.  Usar material de soporte pero solo de esa forma “de soporte”
  5.  Cuidar el léxico y las entonaciones, NO USAR MODISMOS.
  6.  Ser concreto y aprovechar las oportunidades para crear una atmósfera agradable, sin exageraciones.
  7.  Cuando te sientes busca observar el entorno de la oficina de tu prospecto y revisa si  hay algún elemento que te permita hacer un comentario INTELIGENTE, si no, hablar del tráfico, del clima, etc. pero solo unos momentos para prepara la entrevista.

 Romper el hielo es eso, romperlo, NO DERRETIRLO.

 AL finalizar hacer un pequeño resumen de lo que platicaste y sobre todo de los pendientes y los tiempos, no dejar asuntos a la imaginación y menos al “yo pensé, yo creí”.

Receta:

ROMPER EL  HIELO no tiene que hacerse por fuerza a la primera entrevista,
es mejor esperar el momento oportuno y no forzarlo.

 

 

 

 

Categorizado bajo: Recetas mágicas

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!