Nada más triste  que verse inmerso en ella, es curioso, a pesar de que se “siente bien” se “percibe mal”, quiero decir, a la larga muchos se aburren pero pocos tienen el coraje y la disposición de salirse.

Quisiera hacer una reflexión más a fondo porque el síndrome  afecta, además de a las personas,  a LAS EMPRESAS que hacen que,  junto con su gente se conviertan en (prefiero no decir la palabra).

Alguna vez escuché que decían…   “fulanito es un mediocre”, y la verdad no era, la realidad es que era “TOTALMENTE OCRE”

Qué fuerzas te obligan a seguir en esta zona tan platicada y discutida?, dos como las más fuertes.

El éxito o el fracaso, es irónico pensar que tomar un riesgo implicará  “molestias” y trabajo duro, mientras que permanecer el ella es como un remanso de frescura.

Mírate a ti mismo, cómo te percibes??

Éste es un Blog de ventas pero….  uno de los causantes que mayor daño causa a las empresas es su APATÍA por cambiar,  pareciera que se conforma con el sólo hecho de “Permanecer ” .

Me gustaría despertarte y pensar,  sin ser irresponsable, qué debo de hacer para salir del marasmo?

Fácil no es, pero tampoco es imposible.

Simplemente piensa qué más puedes agregar a lo que haces a diario y cómo hacerlo mejor?  con ello, tienes una buena dosis de ideas para comenzar,

Qué no te dé miedo pero, la zona de confort también es “contagiosa”, por decirlo, a empresas mediocres, empleados mediocres y VICEVERSA.

Lo más malo de todo es que nadie quiere estar ahí, pero no hacemos lo suficiente por salir hasta que se dan las condiciones, muchas veces de forma accidental, sin planeación, aunque también a veces éste  sea el mejor método.

Te invito a recapacitar, las zonas de confort están ahí TODOS los días, a todas horas, en todo lugar.

Sin quererlo los vendedores o las empresas entramos ahí, y nos quedamos, nos quedamos, nos quedamos.

 

Piénsale….

 

 

 

Francisco Olivares A.

Categorizado bajo: Conceptos

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!