Desde el punto de vista que se observe, un Vendedor representa muchas cosas;

Es un alfiler en el mapa de zonas del gerente;
es una cuota para el jefe de ventas;
un rubro llamado “Costo de ventas” para el contador;
una cuenta de gastos para el auditor;
una sonrisa para la recepcionista;
una hormiga aliada para el cliente, 
un bruto que no sabe más que trabajar para su mujer,
un holgazan que se pasa todo el día en la calle.

Necesita la resistencia de un Hércules, el arte de Maquiavelo, el tacto de un Diplomático,
la elocuencia de un Orador, el encanto de un hombre de mundo y la rapidez de
pensamiento de un Matemático. Debe ser insensible a los insultos y quejas, a la
indiferencia, cólera, despecho y al efecto de las copas que se está tomando en
compañía de un cliente.

 Tiene que ser capaz de vender todo el día, entretener a algún cliente durante la noche,
manejar en la madrugada hasta la ciudad más próxima y estar en su trabajo a las
8:00 a.m., fresco como una flor.

 Tiene que ser experto en fútbol y naipes, contar buenos chistes, ser hombre (o mujer) de
negocios bien informado, agradable compañero de mesa y atento para oir historias
tristes y chistes malos o pesados.

 Quisiera que sus productos fueran mejores, sus precios más bajos, sus comisiones más altas, su zona más reducida, sus competidores más
éticos, su mercancía despachada a tiempo; su jefe simpático, su propaganda mayor
y sus clientes humanos. Es un realista que sabe que nada de esto ocurrirá, pero
es optimista y de cualquier manera efectúa la venta.

 Viaja en el aburrimiento de un autobús, tren, avión o coche y la soledad de un triste hotel es su compañera más
frecuente. Cada día lleva sobre sus hombros el peso muerto del resultado de las ventas del año anterior y la cuota requerida del año en curso.

 Terminada la labor en la calle, tiene que redactar esa maldición del vendedor: !El informe diario!
A pesar de todo esto no quisiera ser otra cosa en su vida, y él será el primero en declararlo.

 Por lo tanto la próxima visita que reciban de un vendedor, sea que le venda alfileres, 
una computadora o un fármaco, ten  en cuenta qué persona tienes enfrente.

¡Que tengas una excelente carrera, en esta maravillosa profesión amigo(a)!

 

Categorizado bajo: Agregando ValorCaminos en ventasConceptos

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!