Como sabrás, el producto es el elemento principal del punto de venta, claro, se trata de lo que vas a vender o te van a comprar, por ello debe de estar presentado como tal, veamos,

 La exhibición:

  • debe de ser clara, precisa, centrada en los puntos de contacto más importantes.
  •  debe de ser planeada cuidadosamente, siempre debes de presentar los productos más nuevos al frente, es decir deben de estar constantemente mudándose de aparador según vayan siendo mas antiguos.

Si lo que vendes son servicios, entonces el material promocional de los mismos debe de estar acomodado de la misma forma, los folletos, posters, y flyers deben de estar en PERFECTAS CONDICIONES, sin tachaduras, rayones, roturas etc.

Cuida siempre de revisarlos constantemente para asegurarte que si un prospecto se lo lleva, cuando lo consulte éste estará en perfectas condiciones y actualizado, en fechas y precios.

SI son productos entonces de verás cuidar que sean funcionales, si quitas y guardas piezas (por razones de seguridad) entonces cuida muy bien los accesorios, es común que “se pierdan” o sean sujetos “robo hormiga”.

Revisa las áreas de tráfico, es decir por dónde circulan los clientes y las zonas en dónde se hace más cómodo hacer una demostración.

La Vitrina:

El aparador, éste, si da a la calle o dentro de un centro comercial,  SIEMPRE, SIEMPRE debe de estar limpio, el vidrio debe de ser lavado y limpiado periódicamente, nada empobrece más a un producto que un vidrio sucio y opaco.

EL acomodo de los productos en el aparador deben de estar también planeado de forma que los productos NOVEDOSOS o RECIENTES siempre estén a la vista acompañados de sus empaque y las cajas originales, esto hace ver que el producto es auténtico y que lo vendes en sus empaques originales.

El Aparador:

Al igual que la vitrina, debe de estar perfectamente limpia y sin elementos extraños, es decir, no debes de guardar (aunque sea temporalmente) artículos que no pertenezcan a los productos que estás exhibiendo, lo que tengas ahí debe de ser lo que estás proponiendo para venta.

La vitrina también debe de cumplir su propósito de exhibir los productos, es muy importante que los productos estén acomodados por antigüedad y precio de adelanta hacia atrás y de arriba hacia abajo.

Si la vitrina tiene varios entrepaños, es la forma más adecuada de exhibir, si el cliente se va  a revisar los productos casi siempre se hace la búsqueda en este orden.

  El Producto:

El producto debe de estar perfectamente bien presentado, es decir, limpio, sin huellas de uso, con sus elementos principales a la vista y que el cliente pueda manipularlo libremente.

Recuerda que los productos al estar en exhibición sufren un deterioro normal, por ello cuida que se mantengan en buen estado el mayor tiempo posible.

Si son servicios y tienes una vitrina, busca colocar ahí objetos relativos al mismo, p. ejm. si es una agencia de viajes, coloca “souvenir´s”  o maquetas que luzcan su propósito.

La Seguridad

Cuida que tus clientes no te vayan a dar gato x por liebre, es decir, en muchas ocasiones los ladrones llevan un producto “dummy o falso” que cuando tienes muchos clientes te distraen y te regresan éstos.

Si tienes que entregar un producto para inspección, busca que algún compañero te ayude ya sea atendiendo a los otros clientes o para que lo demuestre personalmente.

Los Precios:

Los productos deben de estar siendo exhibidos con sus soportes de exhibición y sus precios (si así es lo común) recuerda que si estás poniendo precios, éstos deben de estar perfectamente escritos, SIN ERRORES Y mencionando lo que incluye, si exhibes un precio y está mal, el cliente te puede obligar a que se lo vendas en el precio equivocado, resultando en una merma para la empresa  o a ti,  pérdida en tus ingresos.

Inventario:

Dependiendo del producto o servicio, es IMPERATIVO que hagas inventarios periódicos, es decir, que cuentes uno por uno o con muestras aleatorias, generalmente hay un sistema ya sea automático o manual que te indica lo que tienes y lo que debes de tener, que es la resta de lo que tuviste menos lo que vendiste.

EL inventario efectuado correctamente te permite resurtirte estratégicamente de forma que nunca tengas escasez del producto más demandado.

Ofertas y Promociones:

Éstas deberán estar planeadas con anticipación de forma tal que tus clientes estén consientes que tienes productos a un precio especial y que están en oferta.

Cuida de tener la cantidad suficiente de lo que estás promoviendo y si ves que se te están agotando, haz pedidos con anticipación, nada mas triste que tener al cliente con el dinero y no tener el producto.  

Recuerda que el producto es el ESTRELLA, cuida que siempre, lo siga siendo.

Categorizado bajo: Presentaciones y Folletos

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!