No es lo mismo convertir un Prospecto en Cliente

…..que obligar a un prospecto a ser cliente.


 

 

El proceso de encaminar Prospectos  a través de un “conducto” hasta convertirlos en Clientes que te aporten beneficios se le llama El “conducto de ventas” (“sales pipeline”).

Los prospectos dificilmente van por ese camino si tu no realiza esfuerzos enfocados para sembrar, informar, dar seguimiento,  y convencer hasta que estén listos para cerrar una venta contigo.

Entendamos que cada prospecto que convertimos en cliente atraviesa ese proceso. Lo realmente grave es que muchos prospectos se quedan atascados es este “conducto” porque tú no haces  el  esfuerzo por ayudarlos a atravesarlo.

Éste interesante artículo al respecto, lo puedes ver en Mujeres de empresa.