Alguna vez te has preguntado es verdad que el cuerpo produce señales que son inequívocas?, realmente dicen algo? y que muchas de las reacciones de las personas obedecen a esto?

 Sabías que el lenguaje corporal representa casi el 50% del lenguaje de la comunicación

 Sabías que muchas veces con el lenguaje corporal puedes expresar emociones, sentimientos sin siquiera decir una palabra?

 Una mirada o un gesto pueden ser más poderosos que miles de palabras

 Si lo que buscas como vendedor es saber comunicarte y expresar tus ideas, entonces, entender al cuerpo y sus señales te resultará muy útil.

 Cada parte de tu cuerpo tiene un papel determinado en este fascinante mundo de la comunicación, el aprender a usarlo o a no usarlo es parte vital de tu desarrollo profesional y humano.

 En estas series iremos entendiendo a cada parte del cuerpo y el papel con que juega en combinación con el resto..

 LA CABEZA:

 Observemos como la cabeza demuestra muchas emociones a través de diferentes situaciones y cómo tú puedes entender como tus palabras le afectan al que te está escuchando.

 La cabeza puede enviar una gran variedad de señales, veamos el movimiento generado por los músculos del cuello.

 Inclinarla hacia abajo:

 Una cabeza inclinada cubre al cuello con la barbilla, puede ser interpretada como una postura defensiva ante la percepción de un peligro (no únicamente del tipo físico),

 Al bajar la cabeza también bajan los ojos y puede ser tomado como una postura de sumisión, como si dijeras, “No me atrevo ni a mirarte”.

 Cuando bajas los ojos también puedes producir una sensación impulsada por la admiración (¡Eres sensacional!)  o por miedo (¡Puedes dañarme si me atrevo a mirarte!),

 Bajar la cabeza pero que los ojos mantengan contacto con los ojos del otro, puede representar una señal de coqueteo pero también de reto o precaución.

 Algunas veces el bajar la cabeza también puede ser señal de cansancio, la cabeza es pesada y al agacharla descansa el cuello y los hombros.

 Agachar la cabeza puede ser parte de un reflejo de protección, cuando se contrae el cuello como para “hacerse chiquito” ante un peligro real o imaginario, esto hace el cuerpo pequeño y se protege el cuello.

 Bajar la cabeza solo un poco y regresarla, como semejando la señal de consentimiento puede ser también una señal de poder, es una señal que los demás esperan para actuar en algún sentido.

 Elevando la cabeza:

 Cuando la cabeza está baja y la alzamos puede ser una señal de interés, como si nos fijáramos en algo o alguien. Esta es casi siempre una señal que viene acompañada con otra como la elevación de las cejas.

 En posición “normal” el levantarla rápidamente puede ser una señal de “pregunta”.

 Levantando la cabeza como mirando el cielo puede ser una señal de aburrimiento, pero también puede ser una señal que una persona con imaginación, está buscando señales en el infinito o, si cierra los ojos, en su interior.

 Otra forma es cuando una persona levanta la cabeza y es porque está tratando de concentrarse en algún sonido en especial y cierra los ojos con ese propósito.

 

Moviendo la cabeza de lado (Tilting)

  Mover la cabeza de lado puede ser una señal de interés, que puede ser en los que se dijo o en el lugar en donde se encuentra. También puede significar  un coqueteo con un interés especial hacia alguien.

 El mover la cabeza de lado también puede significar curiosidad, incertidumbre,  particularmente si la cabeza se empuja hacia delante, como si la persona estuviera tratando de mirar al sujeto de una forma diferente como tratando de descubrir algo nuevo.

 Entre más grande la inclinación, más grande la incertidumbre o mayor el grado de de intención de enviar esta señal.

 Inclinar la cabeza hacia un lado y hacia atrás puede significar sospecha acompañada de un movimiento hacia atrás de precaución.

 La inclinación deja al descubierto la arteria carótida, que puede interpretarse como un signo de sumisión y vulnerabilidad.

 Si la cabeza está recargada en el puño, puede ser cansancio o una actitud de interés continuo.

 Del cuerpo humano hablaremos constantemente, resulta vital conocer nuestras señales y las de nuestros compradores, hay muchos resultados conociendo y dominando estas técnicas.

Observemos este video y sus secuencias, resulta imposible aislar cada componente del cuerpo ya que su combinación con los demás elementos nos dan una idea precisa del lenguaje del mismo.

Veamos como Paul Ekman, el “Guru”  número 1, reconocido mundialmente nos enseña parte por parte este apasionante tema. No te los pierdas. Desgraciadamente encontrarás algunos en inglés, aún así, vale la pena verlos

 

 

 

Francisco Olivares A.

 

Categorizado bajo: Capacidades

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!