La tecnologia dueña del mundo

Tecnología para vender

 

 

 

COMO INDUSTRIA:

 

 

 

 

 

  • Más y mejores jugadores.
  • Altísima especialización
  • Foco de Negocio
  • Presión intensa sobre los márgenes y las utilidades
  • Nuevos negocios, nuevos retos.

 ¿Qué está pasando en tu industria?

  •  Cada día es mas clara la invasión de nuevos productos, de nuevas alternativas para nuestros clientes.
  •  Cada día es mas claro, que la velocidad con que los cambios se producen es vertiginosa.
  •  Cada día resulta mas y mas complicado estar “al día” con los cambios y oportunidades que se presentan.
  •  Cada día tu  industria se renueva, aparecen nuevos “jugadores” en muchas ocasiones mas “poderosos”.
  •  Cada día vemos desaparecer, como por arte de magia, empresas que antes se veían como las mas sólidas.
  •  Cada día vemos como los fabricantes se re-inventan.
  •  Cada día vemos mas y mas presión sobre los márgenes y las utilidades.
  •  Cada día vemos que “EL CLIENTE” y “LOS CLIENTES DE MIS CLIENTES” son la parte FOCAL de las estrategias.

 Cada día vemos que:
                                           “EL FUTURO YA NO ES, LO QUE SOLIA SER”.

 

 COMO EMPRESA: 

  • Reconstrucción de la “cadena de valor”
  • Rediseño constante de la “propuesta de valor”
  • Nuevo enfoque hacia el cliente y a los clientes de los clientes
  • Una empresa en “cambio” permanente.

 ¿Cómo es nuestra empresa?

 ¿Cómo la percibimos?

 ¿Cuál es su posición frente a su competencia?

 ¿Hemos notado los cambios?, nos hemos puesto a pensar cómo era hace un año?, hace cinco?, cuando entramos?.

 ¿Nos acordamos de quiénes eran nuestros compañeros?, quienes “ya no están?.

 ¿Te has puesto a pensar que hacías tú cuando entraste, que haces ahora?

 ¿Cuáles eran tus ingresos entonces, Cuáles son ahora?

 ¿Y todo eso “gracias a qué?”

 Gracias a la visión y a la capacidad de cambio, gracias a que de una u otra forma tu empresa ha logrado sortear la incertidumbre y ha persistido con una actitud férrea hacia la superación.

Gracias a ti que has sido instrumento crucial en éste desarrollo.

Pero esa era YA TERMINO.

De ahora en adelante, no queda mas que Trabajo, Trabajo y mas Trabajo.

De la capacidad ya antes demostrada de tu empresa, de la capacidad y voluntad de sus integrantes dependerá el 90%  de su éxito.

El otro 10% serán factores que, a veces predecibles a veces no, podrán afectar el curso y el desarrollo.

“INVOLUCRATE”

COMO INDIVIDUO: 

  • Desarrollo de nuevas habilidades.
  • Cambios trascendentales en la forma de “hacer las cosas”
  • Creatividad y responsabilidad
  • El “motor impulsor del cambio”
  • CAPACITACION, CAPACITACION Y MAS CAPACITACION.

 Esta esa la “CLAVE DEL EXITO”, la GENTE.

 Por mas globalización, mas cambios políticos, económicos, de tecnología que nos enfrentemos, poco podemos hacer si la gente, como  motor impulsor,   no cambia.

 No hay otra salida, si en otros tiempos el recurso humano era importante, ahora es VITAL.

 Pero qué tipo de profesional requiere nuestra industria?.

 Todos hemos oído hablar del “Liderazgo”, de los “Siete hábitos de la gente efectiva”, de la “Inteligencia emocional” etc. todo de mucho valor y de mucha ayuda. Pero qué será de todo ello si no hay de verdad un cambio profundo en nuestra actitud y en la “forma de hacer las cosas”?.

Seguramente conocemos la llamada “Zona de Confort” es aquella en donde tradicionalmente nos movemos y nuestra expectativas inferiores y superiores se ven mas o menos resueltas, pero, qué pasa cuando se introduce algún elemento extraño que nos obliga a cambiar?

Qué pasa cuando nuestras expectativas se ven amenazadas y nos vemos forzados a aceptar diferentes límites?, cómo reaccionamos?,  cómo afrontamos el cambio?.

Si de una u otra manera nos veremos forzados a dejar dicha “zona”, porqué no ser nosotros mismos los que controlemos y dirijamos el cambio?

Cambiar por cambiar no conduce a nada si no hay una dirección y una explicación del por qué y para qué.

Ese debe ser el motor que nos impulse, el irrefrenable deseo por mejorar, por ser partícipe propulsor del cambio, por mejorar nuestra habilidades, por aumentar nuestros conocimientos, por expresarnos con creatividad y sobre todo por entender la importancia de nuestra presencia en nuestro entorno.

La “cadena del abasto”, piedra fundamental para la generación de la “propuesta de valor” se forma precisamente con la unión de sus eslabones.  Qué tipo de eslabón eres Tú?, fortaleces o debilitas la cadena?.

Esa es la parte fundamental para que se produzca con sentido el cambio. Incrementar tus fortalezas, reconocer tus debilidades y estructurarte en torno a tu empresa y sus valores, harán de ti, un profesional que agregue, que produzca y que permita a toda la estructura un sano crecimiento y desarrollo.

“PREPARATE”

 

Francisco Olivares A.

Categorizado bajo: Tendencias

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!