Empecemos por el principio, el servicio es definible?? Puede proyectarse   dentro de tu organización?  todos los van a entender y poner en práctica??

Permíteme comentarte, la primera vez que me enfrenté con este problema, no encontré una solución única, comprendí que cada quién tiene su propia definición y cada quién trabaja y decide sobre de ella.

Segundo problema, todas, absolutamente todas, están basadas en definiciones PROPIAS que , por experiencia nos indican qué hacer y cómo hacerlo, Craso error.

Tercero, la  única óptica que me sirve es la propia, (bien dicen que nadie experimenta en cabeza ajena) por eso,  el querer hacer que TODOS trabajen al unísono, genera tantos problemas como cabezas están involucradas en el proceso.

Así podemos enumerar infinidad de razones por las que el cliente se va con “el de enfrente”.

Puedes tolerarlo??  si puedes pero no sabes qué hacer, me creerías que él te está tolerando a ti, vamos,  tampoco sabe qué hacer y ambos lo han convertido en un “concurso” de disponibilidad, precio y “la Virgen de Guadalupe”.-

Te puedo mencionar mil y una recetas de cómo actuar pero, te digo en secreto, todas y ninguna sirve.

Tus empleados, tus clientes y tu sistema de entregas tienen la clave,  si quieres puedes descifrarla solo, si  no, déjanos ayudarte, una visión fresca desde afuera hace milagros.

Por favor, revisa este video con detenimiento, te explica lo que estamos validando…

Si necesitas ayuda, sólo escribe, encantados de hacerlo

 

El empleado, el cliente y el sistema de entrega.  (1, 2 y 3)

 

 

Francisco Olivares A.

 

Categorizado bajo: Calidad y Valor agregado

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!