Con mucha frecuencia me encuentro con empleados (en mi caso vendedores) que no saben qué hacen ahí, que no tienen ubicadas sus habilidades formales y casi todo lo resuelven con el “instinto” o la poca o nula experiencia, así  siempre buscan defender sus puntos de vista “recitando” las especificaciones del producto o servicio en lugar de usar técnicas y tácticas especiales.

Porqué sucede esto?, tengo algunas  versiones:

La primera porque se contratan,  mientras encuentran “algo” mejor. Es impresionante el tiempo que se pierde por este concepto, la pérdida no es solamente para el vendedor sino para la empresa misma.

El hecho de seleccionar, contratar, inducir y capacitar a una persona, representa un COSTO HUNDIDO, sobre todo si el candidato se retira (muchas veces sin siquiera despedirse) simplemente porque “no se halló”.

La segunda porque uno piensa que su destino está en esta empresa y resulta que no sabía que iba a resultar tan difícil y deciden “buscar “ en otro lado, de hecho casi siempre dejan dos o tres currículums en varias empresas  y van renunciando conforme les van llamando.

La tercera y es casi siempre por la inexperiencia  o la novatez, no del tema del trabajo sino simplemente de los “protocolos” y los temas que se requieren para trabajar en cualquier empresa, Las jerarquías, los horarios, los “tiempos muertos” , la dedicación, la camiseta, etc. etc. no son temas que se enseñen en alguna parte.
Con frecuencia observo a muchachos y muchachas recién titulados que sienten que deben de ser los gerentes y directores desde el principio y asumen actitudes totalmente equivocadas, formar estructuras y manejar recursos son como “neblina” en la cabeza.

Una cuarta, me aventuraría a decir es “la piratería”. Uno se contrata, absorbe todo lo que pueda y después se “pone a disposición” de la competencia.

Muchos casos así, resulta dañino por todos lados, el empleado quedará “marcado” en su medio (y en varios más) ya que es una práctica antiética que a nadie le gusta, ni siquiera a la empresa que se está yendo, también pensará que se lo pueden hacer de la misma forma.

En realidad hay muchas historias, la lección que pretendo demostrar es que, si eres un prospecto a contratarte (en cualquier área de la empresa) y no tienes bien definidos tus objetivos y tus razones para trabajar, es muy probable que te enfrentes con estas y otras  situaciones que ni siquiera esperabas.

Haz un examen de conciencia y revísate por todos lados, al final tanto la empresa que te contrate como tú recibirán los beneficios.

Si es de tu interés este tema sobre todo encaminado a las ventas, te recomiendo dos posts de este mismo Blog con información valiosa acerca de la entrevista de trabajo.

 

 

 

  

Saludos

 

Francisco Olivares A.

Categorizado bajo: Entrevistas y Curriculum

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!