No todo el mundo tiene la capacidad de mirar las cosas una vez y recordar todos los detalles de una imagen o la información en una página.

  Aunque tal vez no nacen con la capacidad de memoria total, hay maneras de desarrollar una memoria fotográfica. El problema esencial de la confusión sobre el término es que la gente creé que una memoria fotográfica supone que deba presentar una imagen fotográfica en el cerebro acerca de la información.

 La realidad es que la mayoría de los neurólogos hacen ver la capacidad eidética como posible en una amplia gama de la población, pero sí reconocen la capacidad para mejorar la memoria.

 La investigación sugiere que la verdadera capacidad de memoria fotográfica puede ser confundida con la memoria eidética, con la que una persona puede ver una imagen y luego visualizar la imagen en su mente, recordando los detalles minuciosos.

 Si este fenómeno es en realidad posible está abierto al debate, pero la gente ha sido capaz de desarrollar una memoria fotográfica para el punto de que pueden recordar más detalles de todo lo que ven.

 Ha habido numerosos trucos desarrollados para ayudar a la gente a mejorar sus habilidades de memoria, ayudando a desarrollar una memoria fotográfica, que puede ser útil en la escuela, los negocios o simplemente para recordar los cumpleaños de toda la familia, incluidos parientes lejanos que raramente se ven.

 Diferentes Hábitos de Estudio para Diferentes Personas

 Cuando los niños están en la escuela se les enseña en un principio por la repetición y luego por asociación. Al ver palabras o números que se les enseña formas de pensar en lo que ven en una forma diferente que puedan recordar fácilmente.

 Para desarrollar una memoria fotográfica de palabras específicas se les enseña a ponerlas en una historia que puedan recordar fácilmente y mediante el uso de este método son capaces de poner prácticamente cualquier frase o una oración en su memoria de una manera en que puedan recordar fácilmente. 

Los números son más preocupantes de recordar para muchas personas y si se puede desarrollar una memoria fotográfica a través de ciertas formas de aprendizaje, que no necesariamente tienen una imagen de los números de su hallazgo, sino que tienen una forma refinada de búsqueda en las áreas de almacenamiento de su cerebro para relacionar dichos números.

 Estudio tras estudio se ha demostrado que la memoria eidética, a menudo llamada memoria fotográfica es todavía un concepto cuestionable.

Sin embargo, expandir la capacidad de una persona para recordar información importante es posible  mediante el uso de técnicas similares que han sido capaces de desarrollar una memoria fotográfica.

Imagínate lo que lograrias en tu trabajo como vendedor al poder recordar a todos tus clientes, sus mejores anécdotas,  sus últimas comparas; todo ello va generando un agradecimiento en tu cliente que lo corresponde con más compras y te refiere como un excelente vendedor, porque has generado una relación social, un vínculo con el cliente. Esto lo entenderás mejor si usamos al facebook como ejemplo de lo que se logra con esa relación afectuosa en un lugar en donde se queda todo, se recuerda todo y se relacionan todos.

¿Te imaginas que todos tus clientes te den un “me gustas” como vendedor?

Esta técnica debe ser piedra angular en tus estrategias de venta del futuro digital, no puedes competir con facebook pero si puedes usar sus técnicas en tu trabajo como vendedor de éxito.

 Los hábitos de estudio pueden variar entre los individuos y una vez que aprenden el mejor método que funciona para ellos más se puede aprender y mantener en su memoria.

 

Francisco Olivares A.

Categorizado bajo: Competencia o Incompetencia

Te gustó? Subscribeme a mis RSS feeds para estar enterado!